Escucha el canto de

Habita desde Atacama hasta Magallanes, en sectores cordilleranos hasta 2500 metros de altura, aunque prefiere terrenos bajos. Es fácilmente reconocible por su pecho de un intenso color rojo, un poco más pálido en las hembras. Al anidar, la hembra no vuela directamente al nido sino que lo rodea y luego camina agachada hacia este, de manera de no revelar su ubicación a sus depredadores.

logo-expo-pajaros